A partir del 1 de enero de 2022 entrará en vigor la Directiva europea de Transporte 96/53/EC, por la cual, el peso máximo de los camiones para el transporte internacional se mantiene en las 40 toneladas, de este modo Francia disipa todas las dudas que había en torno al peso máximo para el transporte transfronterizo. Por lo que el uso de camiones de 44 toneladas se limitara al transporte nacional.