Seguridad de la carga en el transporte de mercancías: medidas y consejos

Una correcta sujeción de la carga para su transporte es una medida básica de seguridad, impedir que se “mueva” garantizará un viaje seguro y evitará ser sancionados en caso de haber sido los responsables de la estiba y sujeción de la misma.

La sujeción de la carga recibió un gran impulso en 2018 por dos motivos:

  • Real decreto 563/2017, que tiene como objetivo establecer las condiciones en que se deben realizar las inspecciones técnicas en carretera de los vehículos de transporte de mercancías y a los vehículos de pasajeros de más de nueve ocupantes, haciendo hincapié en la inspección de la sujeción de la carga
  • La directiva 2014/47/UE, esta norma unifica a nivel europeo tanto las inspecciones técnicas en carretera como la supervisión de la sujeción de la carga. Su finalidad es establecer unos requisitos mínimos comunes para todos los Estados miembros.

Como novedad importante a este respecto, a partir del 3 de septiembre de 2022 entrará en vigor la prohibición de la carga y descarga por parte del conductor de vehículos de mercancías que tengan una MMA superior a 7,5 toneladas, salvo en los siguientes casos:

  • Transportes de mudanzas y guardamuebles.
  • Transporte en vehículos cisterna.
  • Transporte de áridos, en vehículos basculantes o provistos de grúa.
  • Transporte de portavehículos y grúas de auxilio en carretera.
  • Transporte de carga fraccionada (aquel en el que resulten necesarias operaciones previas de manipulación, grupaje, clasificación u otras similares) entre el centro de distribución y el punto de venta según lo que se determine reglamentariamente.
  • Servicios de paquetería y similares.
  • Transporte de animales vivos en los puestos de control aprobados de conformidad con la normativa comunitaria.
  • Supuestos reglamentariamente establecidos y supuestos que la normativa reguladora de determinados tipos de transporte establezca específicamente.

Clasificación de deficiencias

  • Deficiencias leves: si a pesar de la correcta sujeción de la carga, es conveniente realizar recomendaciones en materia de seguridad.
  • Deficiencias graves: si la carga no se ha sujetado de forma adecuada y existe una posibilidad significativa de que pueda desplazarse o volcar total o parcialmente. Además de la sanción económica de 200€, puede dar lugar a la inmovilización del vehículo.
  • Deficiencias peligrosas: si la carga pone en peligro directo la seguridad del tráfico o de las personas por riesgo de pérdida de la mercancía. En estos casos, la sanción económica es de 500€ y siempre se inmoviliza el vehículo.

Qué debemos tener en cuenta para las inspecciones

Ante estas exigencias en las inspecciones, como primer paso hay que tener en cuenta el correcto reparto de la carga, las cargas máximas por eje y también las mínimas, respetando a su vez la MMA del vehículo. Más complejo es asegurarse de que la sujeción de la carga soporta las fuerzas generadas por la aceleración o deceleración del vehículo, en función de las características de la mercancía y del vehículo utilizado:

  • En el sentido de la marcha: el peso de la carga es multiplicado por 0,8.
  • En el sentido lateral y cuando se circula en sentido contrario: el peso es multiplicado por 0,5.
  • Debe impedirse una inclinación longitudinal o transversal de la carga.

A la hora de sujetar la carga, se tendrán en cuenta los requisitos de resistencia de algunos componentes de los vehículos cuando se utilicen para tal fin, como los puntos de amarre frontales, laterales, traseros y teleros. También es importante que se empleen los métodos adecuados de retención para sujetar la carga: inmovilización o bloqueo, ya sea local o general; enganche; amarre directo; amarre superior, etc.

Diferentes tipos de sujeción de carga

  • Bloqueo y enganche: supone colocar la carga, o partes de ella, apoyada en la carrocería del vehículo, sin que apenas quede espacio libre entre la mercancía y las paredes. Para rellenar los espacios vacíos se puede recurrir a pales vacíos insertados de forma vertical u horizontal
  • Cinchas, cálculos y cunas: con las cinchas o cintas de amarre, el desgaste y etiquetado de las mismas es fundamental para una buena sujeción de la carga. Para efectuar los cálculos necesarios para la sujeción de la mercancía, debido a su complejidad, supuso que se ampliara la comercialización de herramientas informáticas que realizan la planificación de la carga y muestran los métodos de amarre apropiados, ya que algunas mercancías necesitan sistemas específicos de sujeción, como bastidores o caballetes.

Las cunas son utilizadas principalmente para el transporte de bobinas, ya que la inclinación que estas tienen evita el deslizamiento o la rodadura de las bobinas hacia los lados.

Cinco recomendaciones básicas para asegurar la carga con seguridad

  • Tener en cuenta el peso soportado por cada eje y el peso máximo legal del vehículo cargado.
  • Comprobar la distribución correcta del peso después de realizar descargas parciales y ajustarlas si es necesario.
  • Procurar que la superficie de carga esté libre de polvo o arena para facilitar el mejor agarre y evitar desplazamientos.
  • Determinar que se dispone del número de cinchas adecuadas a la carga que se debe transportar y asegurarse de que sus etiquetas son legibles.
  • Ajustar el estilo de conducción y velocidad a la carga que se transporta.