Tendencias en movilidad para 2020

Sin esperar grandes novedades con respecto a 2019, el progreso en el campo de la movilidad
para 2020 nos aguarda una mayor profundidad en el desarrollo de algunos asuntos que ya
hemos podido observar durante los últimos meses en mayor o menor medida.

1. Mayor desarrollo del vehículo autónomo.

Lo que parecía una utopía hace pocos años tiene cada vez un mayor nivel de desarrollo. El aumento de la seguridad será uno de los hitos a desarrollar, mientras que la situación legal de estos vehículos será una cuestión que las diferentes administraciones deben resolver. En Vrio estaremos especialmente atentos al desarrollo del vehículo autónomo en transporte de mercancías y al impacto que pueda tener en proyectos de delivery y última milla.

2. Más facilidades para el vehículo eléctrico.

El próximo será importante para que el aumento de puntos y estaciones de recarga sean más numerosos para el abastecimiento de vehículos eléctricos. Aún muy centrados en el mercado familiar y doméstico, el vehículo eléctrico para mercancías gana enteros al tiempo que las
infraestructuras mejoran y que la batería de estos vehículos aumenta en fiabilidad y autonomía. Europa continuará observando cómo China es punta de lanza en la electrificación de su red de vehículos.

3. El coche y la moto compartida seguirán creciendo.

A través de sistemas de economía colaborativa y plataformas de car-sharing las ciudades verán cómo el tráfico de este tipo de vehículos continúa su progresión. El modelo de negocio de fabricantes de vehículos y de servicios como el taxi será revisado en los próximos años y se
comprobará que muchas personas no necesitan un vehículo en propiedad, sino que podrán disponer de uno de alquiler por minutos o días. Sin duda se trata de una tendencia muy arraigada a los desplazamientos más urbanos.

4. Vehículo conectado y 5G.

La tecnología 5G nos traerá la realidad de disponer de vehículos conectados permanentemente a la red, de forma que se podrá acceder a un universo de aplicaciones que van a mejorar la seguridad, fiabilidad y prestaciones de los vehículos de todo tamaño y peso.
En el caso de las flotas de transporte, la comunicación directa entre vehículos, trenes, ferries, sistemas de GPS como Optimo y responsables de tráfico será más sencilla y automática, de manera que la información fluirá para mejorar rutas, costes y operativas habituales.

5. El uso de combustibles alternativos seguirá creciendo.

Las tecnologías híbridas, ya sea con electricidad como con autogas, GNC o GLP, continuarán aumentando su cuota de mercado, mientras que los vehículos que funcionan con nitrógeno quedarán relegados a un lógico papel muy secundario, ya que es una tecnología aún en vías de
desarrollo, con pocas estaciones de servicio preparadas y con unos costes de adquisición de vehículos muy elevados.

Por tanto, a priori no será un 2020 con excesivas novedades, pero de las que en Vrio estaremos muy atentos para continuar anticipándonos al futuro.